El asilo es una forma de protección que le permite a los inmigrantes permanecer en los EE. UU. si han sido perseguido o temen ser perseguidos en su país de origen debido a cuestiones de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social en particular o por su opinión política.